La ciudad de Burgos fue fundada en el medievo con el objetivo de proteger el territorio español de diferentes invasiones. Con el paso del tiempo, lo que era una pequeña fortificación, comenzó a crecer en tamaño y población. Gracias a su estratégica ubicación en el Camino de Santiago, para el siglo X ya era la capital de Castilla. Aunque no fue hasta el reinado de los Reyes Católicos cuando alcanzó su esplendor medieval.

Actualmente, este paraíso natural e histórico alberga un sinfín de atractivos por lo que se merece ser nuestro próximo destino de vacaciones. Prueba de ello son sus 9 Espacios Naturales y las 15 encantadoras localidades que lo conforman. Por citar algunos, las Lagunas de Neila, el Cañón de Río Lobos, Orbaneja del Castillo o Covarrubias, respectivamente.

Si estás pensando en viajar a Burgos o te gustaría hacerlo en algún momento, ¡sigue leyendo porque aquí van una lista de imprescindibles que visitar!

Cascadas, serpenteantes ríos y una de las reservas de aves más importantes de España

¿Sabías que la Catedral de Burgos es Patrimonio de la Humedad desde 1989? La Puerta de Santa María o el Paseo del Espolón son otros de los principales atractivos de la ciudad. Pero si eres amante de la naturaleza, entonces los lugares que no puedes perderte son los siguientes, ¡toma nota!

Parque Natural Lagunas Glaciares de Neila

Comenzamos nuestro recorrido por el suroeste de la provincia para descubrir el Parque Natural de las Lagunas Glaciares de Neila. Tal y como indica su nombre, se trata de un conjunto de 6 lagos de origen glaciar. ¿Será por eso que en Burgos hace tantísimo frío en invierno?

No lo sabemos, pero lo que sí, es que la visita es obligatoria. El parque, que ha sido inaugurado recientemente, cuenta con diversas rutas de mayor o menor dificultad. En el Alto de la Campiña a 2.049 metros obtendremos unas increíbles vistas a lagunas glaciares (Negra, Larga, Brava y de Los Patos) y de las sierras de la Demanda y Urbión.

En este vídeo, Kike Arnaiz, a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar en The Pocket Magazine, nos descubre este paraje único de su tierra. ¡Maravilloso!

Cañón de Río Lobos

El río Lobos a su paso por la provincia de Burgos ha horadado un cañón de grandes dimensiones al que debe su nombre. Uno de los tesoros ocultos más especiales de la región, pero que comparte custodia con Soria. De hecho nos encontramos ante una de las primeras zonas protegidas en Castilla y León, y es que en 1985 fue declarado Parque Natural.

A lo largo de los 25 kilómetros de longitud del cañón de Río Lobos, el paisaje se muestra sinuoso y sosegado. Un espacio protegido por la belleza y singularidad de las formaciones que la erosión y el tiempo han ido construyendo y por las aves que en él habitan.

El punto que más curiosos atrae es Puente de los Siete Ojos, un importante viaducto. Tampoco olvides visitar la Cueva La Galiana Baja, con unas preciosas vistas a la Ermita de San Bartolomé, Cuevas de La Hoz o el Mirador de Las Gullurías.

Las Hoces del Alto Ebro y Rudrón

Profundos valles, desfiladeros de infarto, pozas y una sucesión caprichosa de gargantas, los accidentes construidos por el río Ebro y el Rudrón a sus pasos. Cascadas y pueblos o pueblos con cascadas como Orbaneja del Castillo. ¡Todo un parque de atracciones forjado de forma natural!

Perder la noción del tiempo contemplando la belleza de sus paisajes será uno de tus próximos pasatiempos favoritos. No todos los días se tiene el privilegio de poder disfrutar de un espacio natural de estas características. Te recomendamos llevar prismáticos y prestar atención a la fauna y flora que, protegida, vive en libertad.

¿Alguna vez has visto un águila real, un buitre leonado o un búho real? En las Hoces del Alto Ebro y Rudrón, estas aves son las dueñas del territorio, ¡mucho cuidado con invadirlo!

La Yecla y los Sabinares del Arlanza

Cerca del Cañón de Río Lobos, el Parque Natural Sabinares del Arlanza se encuentra uno de los bosques de sabinar más extensos del mundo. Su valor natural es incalculable. En él podemos encontrar ejemplares con más de dos mil años de antigüedad.

Asimismo, el desfiladero de La Yecla, en donde se ubica, es una profunda y escarpada garganta con paredes de piedra caliza, hogar de importantes aves rapaces. Gracias a la instalación de un conjunto de pasarelas es posible descubrir este increíble lugar a pie.

Además de naturaleza, en las cercanías se puede visitar localidades como Santo Domingo de Silos o Covarrubias, así como los restos del monasterio de Arlanza.

El Geoparque Las Loras

Por último, pero no menos importante, Las Loras. Se trata del primer Geoparque reconocido por la UNESCO en la Comunidad de Castilla y León. De tamaño considerable, se extiende entre las provincias de Burgos y Palencia. Un espacio natural con un importante valor geológico que nos ofrece un abanico amplio de actividades y experiencias para ser disfrutado. 

Como nos señalan desde la web oficial del Geoparque Las Loras:

            “La observación del paisaje de las Loras permite distinguir tres aspectos básicos de la realidad de este territorio de media montaña: el protagonismo de un relieve poderoso, la lentitud de las transformaciones en un espacio de baja intensidad de uso y ocupación y la dominante agraria de su trasfondo económico”

En coche, en bicicleta o a pie, las posibilidades para descubrir este espacio natural se adaptan a diferentes tipos de viajes. Eso sí, independientemente de la forma en la que te muevas, los puntos o paradas imprescindibles son:

  • Los cañones del Rudrón
  • El sepulcro megalítico de corredor
  • El Yacimiento arqueológico de Humada
  • La Ruta de la Escalera del Tiempo

Si todavía no conocías la provincia de Burgos, en The Pocket Magazine esperamos que en 2021 te animes a visitarla. Pronto haremos otro reportaje analizando sus encantadoras localidades, ¡tenemos tanto que contarte sobre ellas!

Devo López