Mamá Coco y Miguel Rivera son dos de los principales protagonistas de una de las mejores películas de animación de Disney: Coco. Se estrenó en el año 2018 y, desde entonces, no hay persona que la haya visto sin derramar una lágrima o esbozar una sonrisa.

Pero, ¿sabías que no todo es pura ficción? Hemos podido saber que al menos uno de los personajes más queridos de la película está basado en hechos reales. Si quieres saber quién es María Salud Ramírez y cuál es su vínculo con Mamá Coco… ¡sigue leyendo!

Todo comenzó en Santa Fé

Unos cuantos años antes de que se estrenara la película de “Coco” en todos los cines, los encargados del proyecto viajaron hasta México para empaparse lo máximo posible en la cultura, tradiciones y creencias del país.

Concretamente, en lo relacionado con la tradición mexicana del Día de Muertos que tiene lugar cada año los días 1 y 2 de noviembre. Unas fechas de suma importancia para todas las familias que, por desgracia, han visto marchar a alguno de sus seres queridos.

Durante esta “expedición”, los diseñadores de “Coco” viajaron a varias ciudades de México hasta que en Santa Fé de la Laguna conocieron a María Salud Ramírez, ahora más conocida como “Mamá Coco”.

Alfarera, madre de tres hijos y una superabuela

Tal y como se recrea en la película, María Salud Ramírez es la centenaria matriarca de una familia que conformó junto con su difunto marido. De sus tres hijos han nacido ya decenas de nietos y bisnietos, aunque a la gran mayoría no los recuerda. Todos viven en Santa Fé.

Alfarera de profesión y con 108 años repletos de mucha salud y amor, “Mama Coco” inspiró a los diseñadores de Disney y Pixar a la hora de crear este personaje tan entrañable como querido. 

Al igual que su versión animada, la abuelita pasa sus días sentada en una silla de ruedas, con los ojos cerrados y el alma despierta. 

Un icono 

A pesar de que María Salud Ramírez es conocida mundialmente como “Mamá Coco” esta es una realidad que ella misma desconoces. Según contaron sus familiares a varios medios de comunicación, ella nunca ha visto la película.

Sin embargo, desde que se estrenó, cientos de personas de todas partes del mundo acuden hasta su casa en Santa Fé de la Laguna para visitarla y sacarse una foto con ella. Convertida en un icono, la familia le ha creado una página en Facebook donde comparten algunas imágenes y momentos de su vida, como su último 108º cumpleaños. 

Recuérdame y viviré para siempre

La sensibilidad que utilizan los estudios de Disney y Pixar para hablar, representar e ilustrar la muerte es sumamente excepcional en “Coco”. Inspirados en las milenarias tradiciones del Día de Muertos en México, los diseñadores crearon un “más allá” que poco o nada tiene que ver con el mundo tenebroso, triste y solitario al que estábamos acostumbrados en occidente.

Además, desde los primeros minutos de la película y, especialmente en el final, nos recalcan la importancia de recordar a nuestros seres queridos para que vivan para siempre, no solo dentro de nuestro corazón y memoria, sino allá donde estén.

Y en el centro de todo se encuentra “Mamá Coco”, la ancestral matriarca de los Ramirez que cada día va olvidando un poquito más dónde se encuentra y quiénes son las personas que la rodean. Todo, excepto una melodía que aprendió cuando era muy pequeña…

Aquí entra en juego el otro símbolo protagonista de la película: la música. ¿Sabías que en estados de pérdida de la memoria, muchos pacientes son capaces de cantar o tocar sus canciones favoritas? No cabe duda de que su poder traspasa barreras como el amor y alarga la vida, ¡sino que le pregunten a María Salud Ramírez!

¿Y tú, conocías su historia? Te leemos en comentarios.

¡Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada!

Devo López