¿Pasear por la historia de Estocolmo? Una ciudad vanguardista, sede de la empresa que creó Candy Crush, escenario elegido por Stieg Larsson para la saga literaria Millennium y lugar que vio crecer al mítico grupo musical Abba. ¡Parece imposible! Y por eso nos centraremos en nuestro escondite Gamla Stan.

Gamla Stan es el centro histórico de  Estocolmo, y aunque su nombre se asocia a la isla donde se encuentra, el nombre verdadero es Stadsholmen, una de las 14 islas que conforman el territorio de la capital sueca. Gamla Stan, “Ciudad Vieja”, y es aquí donde encontramos algunos de sus edificios más emblemáticos.

Se puede llegar de dos formas a la Ciudad Vieja, por el sur desde el barrio hipster de Södermalm, o desde Norrmalm por el norte. Eligiendo esta última opción, entraremos por la pequeña isla de Helgeandshomen, donde se encuentra el parlamento sueco. Una curiosidad sobre la política sueca: cualquier persona puede pasar por delante de la puerta de la residencia de la primera o primer ministro. ¡Algo impensable en otros países! Podría decirse que casi casi podemos tocar a su puerta…

Pero si un edificio destaca por su importancia en este pequeño escondite llamado Gamla Stan, es el Palacio Real de Estocolmo, en él residen los reyes de Suecia (aunque solo en teoría). Su característica estructura en forma de sillón alberga más de 600 habitaciones y acoge en sus exteriores el cambio de guardia todos los días a las 12:00 de la mañana.

Muy cerca encontramos Storkyrkan. ¿Difícil de pronunciar?. Significa “gran iglesia”, y hace referencia a la Catedral de Estocolmo. En su interior guarda la figura de Jorge y el Dragón, hecha en el siglo XV que rememora la leyenda que cuenta cómo San Jorge a lomos de su caballo mató al dragón que ocupaba la fuente que proveía de agua a su ciudad.

Gamla Stan es un buen lugar para tomarse una cerveza artesanal y contemplar la cotidianidad de sus habitantes

Más allá de leyendas y mitos, Gamla Stan es también un lugar para perderse entre escaparates y terrazas. El escaparatismo se lleva a otro nivel, ya no solo en este barrio, sino en toda la ciudad, y pasear mirando las tiendas ya es una actividad turística en sí. Además, el número de terrazas es innumerable, y aunque el precio de las bebidas superiores a 3,5 grados de alcohol en Suecia es excesivo (debido a un impuesto específico que reciben este tipo de bebidas para evitar el alcoholismo), son buenos lugares para tomarse una cerveza artesanal y contemplar la cotidianidad de sus habitantes.

Gamla Stan (Estocolmo)

Perdidos entre escaparates y cafeterías, seguramente terminemos en la plaza Stortorget, el lugar más fotografiado de Suecia, uno de los principales puntos de encuentro de la ciudad. Cuando llegamos, la amalgama de colores de sus edificios nos deja claro que cada uno tiene una historia diferente que contar. Por ejemplo, Börshuset,“edificio de la bolsa”, que acoge el Museo Nobel, ya que en esta ciudad se entregan anualmente estos distinguidos premios.

Las “muy pequeñas” curiosidades de Gamla Stan

Gamla Stan no solo se caracteriza por sus grandes edificios. En todas las ciudades hay algún sitio recóndito del que solo podemos encontrar referencias en los blogs más especializados. Y aunque pasear por Gamla Stan supone visitar un montón de callejuelas que unen las principales arterias del casco histórico, hay una que es muy especial. En Marten Trotzigs Gränd siempre encontraremos a alguien fotografiándose en sus 90 cm entre pared y pared, que la convierten en la calle más estrecha de Estocolmo.

Otro de los pequeños atractivos de Gamla Stan es la estatua Jarnpojke, “Niño de Hierro”. Este mini-monumento de 10 cm es uno de los pequeños secretos del barrio, ya que se esconde junto a la iglesia finesa en una plazoleta. Fue creada por el artista sueco Liss Eriksson en 1954 y hoy es común ver a turistas acariciándole la cabeza, ya que existe la creencia de que si lo haces volverás a la ciudad. Algo así como lanzar una moneda a la Fontana Di Trevi en Roma.

Supersticiones aparte, la realidad es que Gamla Stan es un punto de referencia clave en Estocolmo para todo aquel que quiera ver cómo fue el principio de este hermoso barrio, aquel que unió sus 14 islas para alzar una de las ciudades más increíbles de toda Escandinavia.

Curiosidades de Suecia

  • La moneda de Suecia es la Corona Sueca, 1 euro = 10 Coronas
  • Los Systembolget son las tiendas del estado donde se puede comprar alcohol de más de 3,5 grados
  • El grupo sueco ABBA es el cuarto con más ventas en la historia
  • Los inviernos en Suecia son largos y oscuros, mientras que en verano los lugares más cercanos al círculo polar ártico llegan a tener 24 horas de luz
  • Suecia cuenta con 221.831 islas
Jorge Vaquero