Si estás pensando organizar tu viaje a Nueva york o tienes ya los billetes comprados y vas a estar en suelo americano más de 5 noches… a la hora de planificar te recomendamos añadir ciertas “excursiones” fuera de Manhattan. New Jersey para los adictos a las compras, Washington para todos los públicos y Coney Island para los más románticos, esas serán tus escapadas a tener en cuenta.

Cierto, viajar a Nueva york es una grandísima experiencia vital, por lo que podemos entender que no quieras abandonar la ciudad de los rascacielos en el tiempo que vaya a durar tu viaje pero… ¿por qué perderte aquellos lugares de los que tanto has oído hablar?

Coney Island queda a 50 minutos en metro de Times Square, es probable que ahora mismo no sepas a qué lugar nos estamos refiriendo pero seguro que ya has estado allí en innumerables ocasiones detrás de tu pantalla. Wonder Wheel de Woody Allen quizá sea de las últimas, pero también han rodado entre sus atracciones y paseos escenas de películas como Big, Réquien por un sueño, Niñera a la fuerza o Asalto al tren Pelham 123.

Rumbo a Coney Island

Recomendado bajarse en la estación de Ocean Parkway, línea amarilla letra B. Desde la parada al océano apenas pasarás 5 minutos andando y pronto encontrarás un paseo que bordea la extensa playa de arena blanca. El paseo es llamativo pero te recomendamos pisar la arena. Caminar por la playa se convertirá en el primer atractivo de esta escapada, hace unos minutos estabas entre rascacielos y ahora la tranquilidad te envuelve entre el romper de las olas, las grandes conchas que encontrarás en la arena y el cantar de las numerosas gaviotas que te acompañarán durante tu paseo.

Da igual la fecha en la que hayas decidido viajar aunque te advertimos que tanto el parque de atracciones como la mayoría de los puestitos que se encuentran a su alrededor abren desde el primer fin de semana de abril hasta el último de octubre. Y, ¿por qué da igual? Pues porque si viajas en temporada disfrutarás muchísimo con tu hot dog del Nathan´s al bajarte de Ciclone y que si lo haces en las fechas en las que el Luna Park está cerrado descubrirás el porqué de la ubicación de uno de los parques de atracciones más famosos del mundo, ¡que nos perdone Disney!

La magia del lugar hará que quieras quedarte hasta la puesta del sol

Fuera de fecha

Fuera de fecha pasearás por la playa sin tener que sortear hamacas y toallas, te llenarás los bolsillos de conchas espectaculares, serás el único protagonista de tus fotografías para Instagram y tendrás la oportunidad de ver el esqueleto de uno de los parques de atracciones activos más antiguos del planeta.

Fuera de fecha llegarás temprano y querrás irte pronto pero… solo fuera de fecha la magia del lugar hará que quieras quedarte hasta la puesta de sol y será tras ese momento cuando te des cuenta de que te has enamorado aún más de Nueva York porque… ¡en Nueva York también hay playa!

La puesta de sol

El lugar te ha envuelto y no eres el único. Los banquitos que en el paseo se encuentran ubicados frente a la playa se llenan de parejas, parejas de jóvenes y parejas de ancianos que aún se agarran de la mano mientras el sol les regala los últimos rayos de ese día. ¡No seas vergonzoso, siéntate y disfrútalo!

Luna Park

Como comentábamos el parque de atracciones no está abierto durante todo el año pero si eres de los que viaja para disfrutarlo abierto te dejamos algunas pistas de lo que allí te vas a encontrar:

El acceso al parque es gratuito, como en las típicas ferias de carnaval o de verano, solo tendrás que pagar por la atracción en la que te quieras subir. ¡Ojo! Dentro de Luna Park no se paga con dólares se paga con “credit luna” (1 credit luna-1 dólar) Recomendación si vas con un grupo de personas o pretendes acceder a varias atracciones: existe un bono de 100 credits luna que te costará 100 dólares al que le sumarán automáticamente 40 créditos.

Las atracciones están clasificadas por categorías de sensaciones que provocan: ExtremeThrill, HighThrill, ModerateThrill, Mild Thrill. ¿Te atreverás con las “Extreme”?

De vuelta a “casa”

Al finalizar el día, la estación de metro que más cerca te queda es la propia Coney Island, allí podrás acceder a más líneas y es muy probable que te deje cerca del hotel. De camino a la estación pasarás por otro de los locales de Nathan´s en cuya fachada observarás los récords que han ido batiendo aquellos que han querido participar en su particular batalla anual de ingesta de perritos, ¡digno de foto! Cincuenta minutos más y podrás descalzarte en el baño del hotel para sacarte la arena de tus zapatos…

Paola Bonilla