Llegas a un bar y te pides tu bebida favorita. El camarero te la sirve de una forma diferente a como te la servirías tú mismo en casa. Con pajita y servilleta. La terminas y pides otra. Ya van dos copas en menos de 15 minutos. El local ha gastado dos “cañitas” en tu pedido, las cuales no han tenido más que unos minutos de vida útil para ti. Sin embargo, estos escasos minutos equivalen a cientos de años para el medio ambiente ya que el uso de pajitas de plástico supone el 4% de la basura plástica del planeta. Por esta razón, ya son muchas las campañas que están luchando por abogar y prescindir de su uso. Incluso algunas multinacionales están apostando por el uso de vasos biodegradables o incluso las hay que buscan una alternativa.

Campaña de One Green Planet.

“Sin pajita, por favor”. Esto es lo que acostumbraban a decir los responsables antes de crear Sorbos, la alternativa perfecta para las pajitas comunes. Empresa fundada por Enric Juviñá, Carlos Zorzano y Víctor Manuel Sánchez con el fin de crear la primera “cañita” comestible y aromatizada del mercado, 100% biodegradable, funcional y más barata que el resto de plástico. “Hemos trabajado junto a un equipo de expertos de la Universidad de Barcelona y una empresa italiana para poder dar con el producto de mayor calidad y con la maquinaria (de diseño propio) que nos permita fabricar estas pajitas con un coste viable y competitivo”, asegura su directiva.

De hecho, no solo no contaminan sino que además su precio es inferior que el precio de las pajitas que todos conocemos. Sorbos está trabajando en un proceso industrializado que les permitirá fabricarlas a un coste de entre siete y quince céntimos de euro. Por establecer la comparación, las actuales pajitas de plástico se mueven entre los cinco y los setenta céntimos en función de sus características.

Ya son muchos los locales hosteleros que están apostando por este proyecto español. No tenemos que irnos muy lejos. En Santa Cruz de Tenerife el restaurante y cafetería De Bocados ha apostado por el uso de Sorbos. Así lo anunciaban en sus redes sociales.

¡Además, tienen Sorbos de diferentes sabores!

https://www.facebook.com/debocadostenerife/photos/a.1754139701575574/2160689694253904/?type=3&__xts__%5B0%5D=68.ARBdKpFEXaigU6c75ssZ4mxBVia0Zckpztc8fvPlEwQrDvfw-GSwgLcV9J3YrnLcP0orns5wm6lDwx7Jdku3VQwHwx4IoVBqI_Nh55dk6B3W7SU-LjdWruIlfwWjoPINli1vh9zAK70J9Qfq5CJPJO1r1sEMSIQX3AEBBOx1sv-TJw-Yz3EiQw&__tn__=-R

 

Multinacionales que apuestan por el medio ambiente

Empresas muy conocidas como Corona, Heineken o Starbucks están tomando cartas en el asunto al reducir el número de vasos desechables que usan sus consumidores. Para esto, han innovado en vasos reciclables, biodegradables o reutilizables.

En el último caso, la marca de la sirena también está poniendo la mira en soluciones innovadoras como la iniciativa propia de desarrollar soluciones de vasos reciclables y aumentar drásticamente el uso de los vasos reutilizables en sus unidades. Muchos de sus clientes también se esfuerzan por reducir su propio impacto medioambiental por lo tanto, la multinacional ofrece un descuento de 0,40€ a cada cliente que traiga su propio termo o taza. Una iniciativa que se ha puesto en marcha en todas las unidades del mundo.

¿Brindamos?

Ivory Samos