Seguramente no habías pensando en el país del vodka como destino para visitar en este nuevo año, lo sabemos. Tu mente se decanta por tierras cálidas, exóticas y vacacionales de portadas de revista. Sin embargo, el país más grande del mundo es uno de los destinos más variopintos del mundo. Lugar en el que convivieron durante miles de años mongoles, zares, vikingos, bolcheviques y comunistas. Una mezcla que ha dado lugar a un rico patrimonio cultural que convive entre paisajes naturales impresionantes que hacen de Rusia un destino turístico seguro entre tus imprescindibles para visitar.

Más allá de los tópicos de ideas revolucionarias, Rusia es un país totalmente moderno y atractivo para el turismo. Con una riqueza cultural e histórica muy diversa que recorre 7 millones de kilómetros cuadrados. Preguntar la hora en Rusia puede ser una odisea, con sus 11 husos horarios si recorrieses el país de lado a lado puede que saltes en el tiempo. ¡Literalmente!

Un país lleno de luces y sombras que para los más viajeros puede convertirse en uno de los destinos turísticos más transformadores. ¡Ojo! Antes de calzarnos las botas y ponernos la mochila debemos saber qué nos vamos a encontrar y los documentos que necesitamos para viajar al país más grande del mundo.

Todo lo necesario para viajar a Rusia

En el caso de los españoles, es necesario disponer de un pasaporte válido para los próximos 6 meses. Un visado turístico (válido por 30 días) que puedes conseguir en el consulado ruso. Otro documento obligatorio es poseer una carta de invitación que pueden hacerte directamente en la recepción del hotel en el que te alojarás. ¡Eso sí! no olvides tu seguro de viaje, una garantía de que todo va a salir bien.

Todo esto es lo que necesitas antes de viajar. Pero date tiempo, como dirían los rusos ñe goni lóshadei! (¡deja la prisa!) estas gestiones suelen tardar meses. Te recomendamos que empieces con tiempo suficiente. También hay alternativas al ajetreo de preparar los documentos necesarios, siempre puedes contratar a una agencia de viajes que se encargue de todo. ¡Sin preocupaciones! Eso lo dejamos a tu criterio.

Una vez allí deberás rellenar un formulario de inmigración que debes llevar encima en todo momento junto con tu pasaporte. Algo a tener en cuenta es saber que estos trámites no son baratos, de media puedes gastarte unos 100 euros. ¡Sin haber pisado el país! No te preocupes, te damos unos tips con los que recuperarás algo de dinero perdido en los trámites burocráticos previos al despegue.

Y cómo no… cuando viajamos a cualquier lugar nos interesa saber cuánto debemos vaciar nuestra hucha. ¿Rusia es caro? Viajar a Rusia en general no es caro, es un destino que puede adaptarse a todos los bolsillos. Lo que suele ocurrir es que pueden aprovecharse de ti si llevas pintas de no ser de allí. Ándate con ojo.

¿Listo? Ahora sí, ponte la mochila que despegamos. Es hora de conocer un lugar mágico que esconde desde los suelos congelados de la tundra siberiana a los montes Urales pasando por la península volcánica de Kamchatka. ¡No te arrepentirás de haber escogido Rusia en este 2019!

Frío en Rusia ¿un mito?

A pesar de que la tercera parte del país está situada en el Círculo Polar Ártico las ciudades más importantes del país tiene un clima templado durante todo el año. Es más, el verano de la zona europea de Rusia se asemeja mucho a la misma estación en el resto de las ciudades europeas. De todas formas, no está de más que añadas un abrigo a tu maleta. Nunca se sabe. Aunque, si viajas en invierno sí debes quitar de tu equipaje todo lo que no abrigue. ¡Volverás a casa con más de un sombrero típico ruso (shapka)!

Uno de los datos más curiosos de este país es que entre su geografía se encuentra el lugar habitable más gélido de todo el planeta. La ciudad de Oymyakon, situada al noroeste del país, donde se han registrado temperaturas de -45°C. A pesar de estos registros, su población se ha adaptado y se respira un ambiente de normalidad como en cualquier otra ciudad.

Los rusos y sus tradiciones

Solemos imaginar Rusia como un país conflictivo e inseguro pero como en todos sitios existen lugares y lugares. Las ciudades principales de Rusia gozan de una seguridad ejemplar. Su índice delictivo es bastante bajo. Tenemos un nuevo motivo por el cual no preocuparnos si viajamos a este destino. ¡Genial!

En cuanto al idioma, es conveniente aprender algunas cosas básicas de ruso para comunicarte con su gente. Aun así siempre encontrarás a gente joven con la que comunicarte en inglés sin problema. Además, la mayoría de indicaciones en lugares turísticos están en ruso e inglés.

Seguro que en cualquier conversación donde se hable de Rusia se nombra su bebida por excelencia: el vodka; considerado por los rusos como un líquido vital. Es más, su nombre proviene de agregar un sufijo diminutivo a “voda” que significa agua. Es decir, vodka podría traducirse como “agüita” en español.

Pero el vodka no es la única tradición que podría destacarse del país, durante la fiesta de Año Nuevo los invitados tienen que llegar a la casa del anfitrión a las 11:30h de la noche en punto para comer los platos tradicionales y beber coñac durante la madrugada. Una fiesta que se sigue por tres días más. Nosotros también nos hemos planteado la necesidad de viajar en Fin de Año a Rusia. ¡Qué pasada!

7 visitas imprescindibles de Rusia

Viajar a Rusia sin pisar sus dos ciudades más famosas es como no haber visitado el país. Su actual capital, Moscú, es el destino turístico preferido de los viajeros que escogen este país como destino.

En este lugar se encuentra la famosa Plaza RojaKrásnaya plóshchad”, ubicada en el barrio comercial de Kitay-górod. Un nombre que puede insinuar ideas políticas, sí. Lo curioso es que este nombre se le dio mucho antes de que naciera el comunismo. La ruta principal de este lugar suele completarse con la visita al icono de la ciudad, la Catedral de San Basilio,  que fue mandada a construir por Iván El Terrible en el año 1554. Cuenta la leyenda que él mismo ordenó que cegaran de por vida a su arquitecto, Postnik Yákovlev, para que nunca más pudiera repetir algo tan hermoso como la catedral.  

En su capital también se encuentra La Galería Comercial, una fachada de 242 metros que alberga el principal centro comercial de la ciudad, donde podrás encontrar marcas internacionales y de lujo. Además, podrás visitar un lugar del que pocos sitios webs poseen fotos, ya que está totalmente prohibida la entrada con cámaras o móviles. El Mausoleo de Lenin, donde se encuentra el cuerpo del líder del sector bolchevique. Una visita gratuita a un lugar que respira historia y revolución que no puedes perderte.

Moscú es un lugar lleno de visitas imprescindibles, pero todos los que la pasean coinciden en la misma sensación abrumadora al acudir al río Moscova y mirar hacia el Skyline del distrito financiero. Desde allí puede apreciarse la impresionante Evolution Tower, la torre enroscada de 246 metros construida en 2014. Una panorámica que impresionará a más de uno.

La mayoría de turistas que visitan Moscú suelen parar en esta ciudad con encanto, a tan solo 8 horas en coche de la capital. Una urbe que ha cambiado de nombre a lo largo de su historia más de una vez. ¿Te suena Petrogrado o Leningrado? Estos fueron los nombres que recibió San Petersburgo antes de ser oficialmente renombrada por el nombre por el que la conocernos en la actualidad. La segunda ciudad más grande del país y de las más grandes de Europa. Una visita imprescindible donde podrás pasear en barco por su río, Neva, o por las calles donde se crió Dostoyevski.

Si esto te ha parecido poco… siempre puedes recorrerte el país en tren. ¡No te estamos vacilando! Rusia posee el ferrocarril más largo del mundo, el conocido Transiberiano. Su recorrido atraviesa casi la totalidad del país en un viaje de más de 9 mil kilómetros. Con salida desde Moscú hasta la ciudad de Vladivostok, ubicado en la otra punta de país en la costa del océano Pacífico. Prepara las baterías de tu cámara… ¡152 horas de viaje dan para mucho!

Ivory Samos