En primer lugar destacamos el partido de Gordon Hayward, quien nos recordó al mismísimo Wilt Chamberlain con una eficacia óptima en tiros de campo entrando en un selecto grupo que posee la característica de realizar al menos 15 tiros de campo desde dentro de la zona sin haber fallado ninguno.

Gordon Hayward en el partido contra los San Antonio Spurs

Por otro lado tenemos esos partidos con actuaciones individuales dignas de enmarcar que no consiguieron llevarse la victoria. Éste es el caso de Dame Lillard (60pts) o D’angello Russell (52pts) los cuales respectivamente hicieron el récord de anotación más alto de sus carrera pero no consiguieron ganar.

Al igual que Luka Doncic (38 pts, 10 asistencias y 14 rebotes) que no logró conseguir la victoria frente a los Knicks.

Luka Doncic frente a los Knicks.

Toda moneda tiene dos caras y es que Pascal Siakam (44 pts, 10 rebotes y 4 asistencias) logró la victoria de los Raptors frente a los Pelicans al igual que lo hiciera Andrew Wiggins (40 pt, 7 asistencias y 5 rebote) dándole la victoria a los Timberwolves frente a los Warriors.

Actuaciones que nos ofrecieron a los amantes del espectáculo baloncestista unos partidos para disfrutar.

Enzo Yagüe