A solo una hora y media de Montevideo, en el departamento de Maldonado, se encuentra Punta del Este, un pequeño balneario conocido como uno de los principales de América y considerado como la Saint-Tropez de Uruguay por sus espectaculares discotecas, refinados complejos turísticos e imponentes playas. La ciudad peninsular es la mezcla perfecta entre naturaleza y lujos, que atrae a los visitantes por la gran tranquilidad característica y descanso que les ofrece.

Se ubica en el sudeste del país en una franja de tierra que separa el famoso Río de la Plata del Océano Atlántico. El balneario posee altas sierras con vistas al mar y más de 20 kilómetros de costa bajo un clima templado subtropical. Además, en la ciudad se encuentra el punto más al sur del territorio uruguayo, Punta de Salina.

El pasado de Punta del Este empieza como un paradero de los indígenas de la zona (los Charrúas). El navegante Juan Díaz de Solís la bautizó como Puerto de la Candelaria, al llegar un 2 de febrero. Por ello, también se construyó la Iglesia de la Candelaria para conmemorar ese evento. En el siglo XIX pasó a llamarse Villa Ituzaingó, convertida en un pueblo de pescadores. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX cuando el gobierno de Claudio Williman elabora una ley para cambiarle el nombre a Punta del Este.

Hoy en día Punta del Este es el balneario más distinguido de Uruguay. Sus playas de arena blanca son escenario de glamurosos desfiles de moda y eventos artísticos, además sus centros comerciales son ideales para cualquier apasionado de las compras. La ciudad aún mantiene vestigios de su historia, como el Faro de 45 metros de altura, levantado en 1860 por Tomás Libarena, que se mantiene en perfecto estado por los materiales de origen volcánico utilizados en su construcción.

“La Mano” de Playa Brava

Las playas más reconocidas de Punta del Este son Playa Mansa y Playa Brava. Sus nombres reflejan la contraposición de sus aguas. Playa Mansa es ideal para pasar un día en familia, donde niños y adultos puedan disfrutar de un baño relajante en el mar sin peligros.Playa Brava, donde se puede divisar la Isla de Lobos, es conocida por el fuerte oleaje constituyéndose como el lugar idóneo para deportes acuáticos de tabla o vela.

Pero playa Brava no es famosa solo por ser el encuentro de surfistas, sino también por contener uno de los iconos más representativos del balneario: “La Mano”. En verano de 1982 se celebró el primer Encuentro Internacional de Escultura Moderna al Aire Libre, en el que participó el artista chileno Mario Irarrazábal. El escultor, que solo había llevado una pequeña maqueta de plástico, tuvo que hacer frente a obstáculos naturales como la arena y el viento para trasladar su idea a la escultura en una semana.

El título que Mario Irarrazábal dio para bautizar la obra que le hizo famoso a nivel internacional es “El hombre emergiendo a la vida”, pero “La Mano” fue el nombre popular escogido para la escultura. La obra está hecha de varillas de acero cubiertas por ocho centímetros de estuco y una malla de metal resistente a la ferocidad del mar y al paso del tiempo. Desde entonces el artista ha elaborado esculturas similares en todo el mundo como en el desierto de Atacama o en el Parque Juan Carlos I en Madrid.

Un atractivo para los amantes de la naturaleza

Punta del Este también es célebre por sus encantos naturales. Desde tranquilas lagunas hasta reservas de bosques, los visitantes cada año disfrutan, gracias a guías expertos, de las bellezas naturales que ofrece el balneario.

Uno de los lugares preferidos por los turistas es la Laguna Sauce. Sus más de cinco mil hectáreas de agua están rodeadas de bosques y constituye la mayor reserva de agua dulce de Maldonado. También pueden disfrutar de la amplia red de paseos del Parque Municipal El Jagüel, con una extensión de tres a cuatro manzanas donde los niños se divierten con las diferentes esculturas de madera de animales.

Pero los mayores emblemas naturales de Punta del Este son las famosas islas que se pueden ver desde sus playas. Los turistas pueden embarcarse para visitar la Isla de Lobos, bautizada así por ser una de las mayores colonias de lobos marinos de sudamérica. Sus 43 hectáreas también son el hogar de leones y elefantes marinos, que se crían y se reproducen entre rocas y bancos de arena.

Por su parte, la Isla Gorreti con 21 hectáreas de superficie acoge un gran bosque de pinos, en contraste con la popular Playa Honda. La isla además ha sido lugar de investigaciones científicas, atrayendo a investigadores de la talla del naturalista Charles Darwin. Durante el siglo XIX funcionó como hospital para enfermos de cólera y fue terreno de importantes batallas. Por todo ello, Isla Gorreti ha recibido el título de Monumento Histórico Nacional.

Curiosidades

  • Punta del Este ha sido visitada por numerosas celebridades como el diseñador Ralph Lauren o el cantante de Metallica James Hetfield.
  • Shakira fue propietaria de una finca llamada “La Colorada”
  • Fue fundada en 1829 por Francisco Aguilar, el primero en exportar sus recursos.
  • “La Mano” (una mano ahogándose en la arena) es considerada por algunos como una advertencia a los bañistas por la peligrosidad de las aguas.
  • La ciudad también es lugar de celebración de grandes eventos culturales como el Festival Internacional del Jazz o el Festival Internacional del Cine.

Adrián Centanaro