Nos subimos al coche con dos horas de viaje por delante. Encendemos la radio y entre curvas no conseguimos sintonizar una emisora que se escuche decentemente. Pasamos nuestro papel de DJ al copiloto, encargado de buscar los mejores temazos para amenizar el viaje y de abrir las papas fritas en caso de bajón emocional.

Enchufamos el cable auxiliar y abrimos Spotify. Entre la búsqueda de algunas canciones del verano repetidas y monotemáticas damos con la playlist “Radar de novedades”. Algunos nombres como Guitarricadelafuente o Aleesha amenizan nuestro viaje pero seguimos en la búsqueda de temazos. En una de las canciones de esta playlist escuchamos la frase: “Yo no hago trap hago R&B”, así se presenta esta joven alicantina por la que apuesta Spotify en su radar de novedades de la música en español.

Su tema “Te recojo a las 19:66” nos hace googlear su nombre; Paranoid 1966. No nos lo pensamos dos veces y entramos en sus temas populares de la aplicación para conocerla más a fondo. Pero… ¿qué tiene esta estudiante de segundo de bachillerato que nos hipnotiza? ¡Las dos horas de viaje se nos han hecho cortas!

Definitivamente este tema lo hemos puesto en repeat en nuestros corazones, en verano “A tomar x el culo al amor”. ¿No?

Victoria, así es su nombre, lo tiene claro; no hace trap. El estilo con el que se identifica esta joven es el R&B y con sus canciones con ritmos dancehall y afrohouse nos quiere acercar este estilo estadounidense a los altavoces españoles.

Aunque se le empezó a conocer el año pasado, en el que colaboró con New Boix o Funzo, este 2020 se le presenta bastante profundo como refleja con su  tema “4 vidas” en el que habla sin tapujos de la depresión que paso durante año y medio.

https://www.instagram.com/p/B-AbaWDJpLZ/?utm_source=ig_web_copy_link
Caratula de su single ‘Tempo’.

Investigamos un poco más sobre ella y descubrimos que el que está detrás de todo este éxito es su productor Boixy, causante del que esta chica dejara de subir covers y se atreviera con sus propias letras.

Llegamos a la playa y bajamos el altavoz bluetooth porque… ¡no queremos dejar de oírla!

Ivory Samos