Seguro que si tienes mascotas te has encontrado más de una vez en esta situación: sales de viaje, ya sea por placer o por trabajo, y no sabes muy bien qué hacer con él o ella. ¿Se lo dejo a mi hermano?, ¿le pido a algún amigo que se encargue de sacarlo?, ¿me lo llevo?, ¿qué hago?

Pues bien, si vives en la isla de Tenerife estás de suerte. Qué hacer con tu pequeño ya no será un problema a la hora de organizar tu viaje, ¿no te lo crees? Nosotros tampoco lo creíamos, simplemente por desconocimiento, pero tan solo tendrás que incluir en tus planes llevarlo con tiempo a su propio hotel. Puede que en un principio te suene a broma pero no, no lo es, los tiempos cambian y la calidad de vida evoluciona y no solo para nosotros, también para ellos.

Hablamos de Mascots Resort un entorno que se presenta como idílico, y en parte lo es, ya que está casi sacado de las revistas de decoración. A algunos les quedará lejos y a otros más cerca, está situado en San Miguel de Abona.

Ese sitio mágico y único está creado para atender y cuidar a nuestros perros y/o gatos cuando no podamos hacernos cargo de ellos por cualquier circunstancia. Según Aline Lemaire, la directora y fundadora del centro: “El único desafío es hacer que tu mascota se sienta como en casa, o mejor”. Y es que este maravilloso resort posee un sinfín de particularidades y características que enganchan a los amantes del mundo animal, por algo es considerado, a día de hoy, como el hotel para perros y gatos más lujoso de Europa. ¡Sí, un cinco estrellas perruno! ¡O gatuno!

Las instalaciones del recinto fueron diseñadas por grandes profesionales dentro del mundo de la arquitectura, cuidando cada detalle para lograr inspirar relajación, profesionalidad y confianza. Además de tener unas amplias casetas de madera situadas en un jardín de césped artificial, tiene dos piscinas (interior y exterior) junto a unos divertidísimos parques de juego, a lo que suman un jardín interior específico para gatos.

En el cuidado de las instalaciones y del confort de sus pequeños habitantes trabajan a dedicación completa un equipo de profesionales correctamente cualificados que ofrecen un cuidado pet- friendly que garantiza bienestar y seguridad, dos valores indispensables cuando hablamos de dejar a parte de nuestra familia en manos de otros.

Peluquería y SPA: En Mascots saben que el tiempo es oro y que para aprovechar ese tiempo que estamos fuera lo mejor es que nuestros perros o gatos se pongan al día en su higiene, salud y estética. Para ello proponen un servicio de spa y peluquería integrado en el propio centro.

Mascots Club: La opción de formar parte de un club con unas peculiaridades exclusivas y únicas. Si formas parte de este club te postulas como “el dueño que más quiere a su mascota” de eso no cabrá duda. Siendo parte de él tu pequeño podrá disfrutar del parque acuático que conforman las diferentes piscinas del resort. Con su cuota anual tendrá acceso gratuito a él una vez al mes (la entrada el resto de días varía entre 5 euros por media hora y 7 por la hora completa). Importante: se trata de instalaciones de las que solo podrán disfrutar los miembros del club.

Mascots Café: Si has optado por la visita de media hora porque lo que quieres es que corra y juegue para que llegue cansado a casa lo mejor será que lo esperes sentado… para ello el Mascots Café se postula como el lugar ideal para que la espera pase en un pis-pas.

Pueblo Mascots: En las instalaciones de este oasis para nuestros perros y/o gatos encontramos también una zona a la que los trabajadores de Mascots denominan “pueblo”. Y es en este pueblo donde la organización aloja a algunos de los perros más ancianos que viven la mayor parte de sus vidas en perreras y albergues. La idea es que éstos pasen sus últimos meses disfrutando de las mejores atenciones y cuidados. Una labor de responsabilidad social corporativa que nace de la pasión por el trabajo que allí se realiza.

Enzo Yagüe