El norte de Tenerife guarda infinidad de secretos para los curiosos que deseen visitarlo. El municipio de Los Realejos, en concreto, ofrece varias oportunidades idóneas para los amantes del turismo zen y lo hace de la mano de Be Tenerife. Un club de alojamientos de alta gama que cuenta con diferentes haciendas con amplios jardines, áreas de descanso, espacios wellness y vistas de película que permiten descubrir la otra cara de Tenerife.

Numerosos barrancos adornan las faldas del municipio en donde se encuentran tres de las seis propiedades que nos ofrece la experiencia Be Tenerife. Si queremos alojarnos en la zona más exclusiva de la costa norte de la isla, podremos hacerlo en ‘La Hacienda Cuatro Ventanas’, ‘El Socorro’ o ‘El Jardín de la Palapa’, todas ellas distintas y únicas. Una opción en contraste con el turismo de sol y playa al que estamos acostumbrados que nos anima a conocer el norte de la isla de una forma mucho más idílica e “instagrameable”.

Cuatro Ventanas

Rodeada por plataneras, existe una antigua casa canaria del siglo XVII en el norte de Tenerife que logra, en armonía con la naturaleza, poner pausa a la rutina. Con un entorno nativo y vistas a la playa ‘El Socorro’, esta hacienda abre sus cuatro ventanas para ofrecernos una estancia insuperable. 

En el corazón de un jardín tropical conviven las seis villas de la hacienda: La Bodega, Casa de Carmen, Marqués de San Andrés, El Risco, El Patio y El Mirador. Alojamientos con una decoración muy diferente y personalizada que prometen experiencias únicas.

Hacienda Cuatro Ventanas

‘Cuatro Ventanas’ fue restaurada para la comodidad de los huéspedes sin alterar su arquitectura, la arquitectura canaria autóctona, en perfecta sintonía con sus alrededores de plataneras, riscos y mar. Solo 200 metros separan la propiedad de la playa de arena volcánica ‘El Socorro’. Asimismo, cuenta con un gimnasio y sus instalaciones lo convierten en un lugar perfecto para la práctica de yoga, un mar de oportunidades para practicar deporte en la naturaleza.

En esta hacienda se desayuna con la compañía del mar en sus terrazas privadas que nos brindan la intimidad que necesitemos, gracias a sus espacios diseñados con detalle pensando en la comodidad de su huésped. En su área wellness podremos disfrutar de un masaje relajante para aliviar la tensión de la mano de un especialista si así lo deseamos.

Pool&Garden

En sus zonas comunes… un lugar sin bordes, sin límites que se funde con el agua del mar. Una piscina infinita de mármol verde, de esas de película o de sueños, perfecta para un baño relajante o una sesión de fotos al atardecer.

El alojamiento cuenta con un jardín tropical y salvaje con más de 100 palmeras que deleitará a los huéspedes más exigentes. Con una diversidad de árboles ornamentales y una amplia selección de helicones. Pasea por él y siéntate en cualquiera de sus escondidas mesas para disfrutar de un impresionante atardecer.

El Socorro

Con su nombre hace homenaje a la ermita de Nuestra Señora del Socorro, con impresionantes vistas a la playa homónima que decora el paisaje de costa azul y arena negra. Esta hacienda cuenta con dos villas independientes renovadas para su máximo confort. 

Un destino que se aleja de todo el ruido y la luz del sur de la isla

Un par de metros separan las villas de la playa, una fantasía turística que permite esta estancia con vistas privilegiadas sobre el océano Atlántico.

Los tonos blancos de las paredes de la casa canaria y los rojos de la teja destacan en un entorno natural de verdes y marrones que acogen a esta hacienda como parte de la naturaleza. Un destino que se aleja de todo el ruido y la luz del sur de la isla, óptimo para los huéspedes que huyen del bullicio.

El Jardín de la Palapa

En la misma zona, en El Realejo Bajo, encontramos rodeado de naturaleza un paraíso tropical aislado. Esta villa de lujo es una joya escondida en una de las partes más bellas de la costa norte de Tenerife. Con diez hectáreas de jardín privado la hacienda promete un alojamiento idóneo para los huéspedes más exigentes y selectos

El Jardín de la Palapa

La villa se alza entre la selección de una gran variedad de especies tropicales que armoniza la estancia de los curiosos que la visitan. Un plus para tus vacaciones de desconexión y relax.

Sus jardines guardan tres villas independientes: la ‘Main House’, la ‘Veranda House’ y el ‘Conservatory House’, cada una de ellas con diferentes estilos y ambientes. El jardín se comunica mediante una red de caminos con lugares de lecturas secretos que unen las villas y las zonas comunes. Si no te conformas siempre puedes seguir buscando hasta encontrar el camino que te lleve al maravilloso balcón ubicado en un acantilado exclusivo con vistas mágicas sobre el océano Atlántico. ¿Serás capaz de encontrarlo?

Pool&Garden

Y hablando de caminos en medio de la nada… Uno de ellos nos llevará casi sin darnos cuenta a la zona más tranquila de la hacienda, una amplia piscina que nos recibe ante una gran palapa tropical que da nombre a la propiedad. 

Si te gustan los destinos exóticos te recomendamos al 100% nuestro Escondites, tres lugares de ensueño en los que vivir una experiencia distinta en un lugar no tan perdido de la isla de Tenerife.

Ivory Samos